Acero inoxidable 304 vs acero inoxidable 316: ¿cuál es la diferencia?

"Ya sea en forma de cubiertos, relojes o barandas, el acero inoxidable se encuentra en muchos ámbitos del hogar, tanto en el interior como en el exterior. Mientras que en el interior el material ""solo"" está expuesto al polvo y a la posible humedad en la cocina y el baño, en el exterior tiene que soportar el viento y la intemperie.

Al tratarse de un material atemporal y de moda, no solo se puede aplicar de forma universal, sino que también se adapta a casi todos los estilos de decoración. Encaja a la perfección tanto en jardines ingleses como en jardines de rocas. Por esa razón, el acero inoxidable es la solución perfecta para quienes les gusta pasar tiempo en el jardín o la terraza y no quieren preocuparse por quedarse sin luz por la noche, ya que el acero inoxidable aguanta mucho."

Todo el año en el exterior: los hechos hablan por sí mismos

El acero inoxidable es un material fácil de limpiar, respetuoso con el medio ambiente, antibacteriano y duradero. El viento y la intemperie no pueden dañar el material, por lo que no hay que preocuparse por el óxido cuando llueve, siempre que se tengan en cuenta las áreas de aplicación adecuadas para el material. Pero no todo el acero inoxidable es igual. En nuestra gama, encontrará luminarias de acero inoxidable 304 y de acero inoxidable 316. ¿En qué se diferencian?

Acero inoxidable 304

El acero inoxidable se considera el acero más versátil y es el más utilizado. Si el acero inoxidable 304 se utiliza como marco o luminaria ligera, le impresionará por su alta calidad y larga vida útil. En términos de material, el acero inoxidable 304 está compuesto por un 18 % de cromo y un 8 % de níquel. Por este motivo, el material es ideal para una gran variedad de aplicaciones, como la fabricación de luminarias. Esto se debe a que ofrece una excelente resistencia a los ataques ácidos moderados, como la lluvia ácida.

Nuestra recomendación: SQUARE POLE. Nuestra lámpara de acero inoxidable para exteriores es perfectamente adecuada para el jardín gracias a su grado de protección IP44. La familia SQUARE no solo incluye luminarias de pie, sino también luminarias de pared y de techo, y, por lo tanto, se puede usar de forma universal.

Acero inoxidable 316

Mientras que el acero inoxidable 304 se considera un buen material resistente a la corrosión, su "sucesor", el acero inoxidable 316, es aún más robusto, más resistente al calor y ofrece una mayor resistencia a la corrosión. Esto se debe a la naturaleza del material. Se compone de un 16 % de cromo y un 10 % de níquel, pero se complementa con un 2 % de molibdeno, que es responsable de una mejor protección contra la corrosión y también de una mayor resistencia al calor. El acero inoxidable 316 se utiliza a menudo en entornos con concentraciones moderadas de cloro y sal. Por lo tanto, las luminarias de este material pueden instalarse sin problemas cerca de una piscina o un estanque. Por lo general, el acero inoxidable 316 es más resistente al calor y al frío que el acero inoxidable 304. Por esta razón, este material se utiliza principalmente en productos para exteriores.

Nuestra recomendación: TRUST. Las luminarias con un grado de protección IP55 están perfectamente protegidas contra la lluvia o la luz solar. La familia de luminarias de exterior extremadamente robusta incluye luminarias de pared, así como luminarias de suelo y para caminos, y, por lo tanto, se puede usar de forma universal.

Reglas para una iluminación duradera

La capa más externa de la luminaria de acero inoxidable se denomina capa pasiva. Esta capa protege el acero inoxidable y, además, se renueva por sí misma. Sin embargo, dependiendo del tipo de acero inoxidable, también se requiere un cierto cuidado para que las luminarias no solo tengan una larga vida, sino también un aspecto especialmente radiante.

¡ATENCIÓN!

Para no dañar el acero inoxidable, evite siempre los polvos limpiadores, la lana de acero y los cepillos metálicos. Igualmente, no deben utilizarse agentes que contengan cloruro y ácido clorhídrico, blanqueadores y productos de limpieza de plata.

¡Importante! Después de cada aplicación, la superficie debe limpiarse con agua limpia. Para evitar la formación de manchas de cal, recomendamos utilizar agua desmineralizada.

Conclusión

No importa cómo quiera diseñar los exteriores, las luminarias de acero inoxidable son duraderas y resistentes a la intemperie, y además son fáciles y rápidas de limpiar. El tipo de acero inoxidable que se utilice finalmente es subjetivo. El tipo de acero inoxidable debe seleccionarse teniendo en cuenta los factores ambientales. De esta forma, no tendrá que preocuparse de tener suficiente luz en su jardín durante mucho tiempo.

Esto también podría interesarle
global.loading.alt_text
Por favor, espere...